Análisis: El nuevo diseño de Alien contra el viejo Xenomorph

Nuestra visión de la película desde los cambios que se le hicieron a los aliens.

Destacada

Por Leandro Porcelli

No solemos cubrir cosas fuera de la animación, pero tampoco hacemos las cosas porque sí. El diseño de personajes es uno de los pilares fundamentales de la animación, y en ese aspecto nos enfocaremos hoy para analizar un film live-action con uno de los diseños más icónicos de la historia.

Hace unos días les compartimos nuestra opinión sobre Alien: Covenant, la nueva entrega de la legendaria saga de terror y ciencia ficción. En ella les contamos como Ridley Scott, la madre de la criatura, intentó volver a los orígenes de la franquicia entregando un thriller espacial con la violencia y toque de slasher que cautivó al mundo desde 1979. Y esa intención puede leerse y resumirse en el diseño de las variantes del ya clásico Xenomorph.

2

En un primer momento podría confundirse con nuestro viejo amigo pero con algunos planos cerrados podemos ver como el Protomorph inmediatamente se diferencia del Xeno original. Partiendo de la falta de elementos “artificiales”, intentaron ir por algo mucho más orgánico que el alien creado por H. R. Giger (el padre de la criatura) que ostentaba una especie de cableado junto a otros detalles que transmiten una apariencia biomecánica.

Los movimientos del Proto son mucho más veloces, transmite una agilidad y casi deja de lado el caminar lento y tosco que está en la memoria de los fanáticos de la obra original. Si bien estos últimos no son aspectos que tienen que ver exclusivamente con el diseño, si terminan siendo parte de cómo ese diseño es utilizado por el director, guionista y madre Ridley Scott.

Y ese elegir que mostrarle a la audiencia también es parte del trabajo de un diseñador (por parte de los artistas involucrados, incluyendo al señor Scott). En este caso la decisión de mostrar su incrementada movilidad y figura más elegante fueron tomadas conscientemente para, a pesar de intentar recuperar a grandes rasgos la criatura original, separarla de esta nueva encarnación que intenta ser más adecuada para los tiempos que corren.

1

Nada ejemplifica mejor lo que estos tiempos modernos pedían, al menos de acuerdo al equipo detrás de Covenant, que el Neomorph. El Neo es rápido, ligero, humanoide y violento y sangriento. Dice mucho que, considerando las muertes que el Xenomorph causó durante toda la saga, tengamos que utilizar palabras como “violento” y “sangriento” para definir al Neo, es realmente otra cosa… para otra gente.

Los amantes de la tensión y de la lenta desesperación siempre tendrán la Alien original, pero en este caso el director del Gladiador y su equipo apuntaron al público que no tiene tiempo para ambiente y build-up. Liberar tensión sin que haya tensión construida que liberar, Covenant no cree que ni siquiera haya paciencia para las etapas del Xenomorph, el Neomorph pasa de las esporas a la criatura final que simplemente crece con el tiempo.

Desde lo más general, como pasar del negro al blanco (¡Que nivel de análisis el nuestro, por favor!), hasta los detalles como su piel casi transparente y viscosa. Trataron de contrastar lo más posible al Neo del Xeno.

3

El rediseño tan radical que dio como resultado al Neomorph siempre iba a traer consecuencias negativas, y hablamos de cosas objetivas más allá de cualquier opinión personal sobre el mismo. Y es que es difícil discutir que si no fuese por la legendaria franquicia con la que está asociado, este diseño pasaría sin pena ni gloria y se perdería en el mar de diseños tan similares en la ciencia ficción de las últimas décadas: es extremadamente genérico.

Y en cuanto al Protomorph, no queda más que cerrar los ojos e intentar recordar sus acciones en la película comparadas con las del Xenomorph allá a fines de los ’70. Cuando pienso en un Xenomorph lo primero que imagino no es a la criatura sino a su víctima tratando de contener su agitada respiración, oculta en algún lugar. Entonces finalmente veo a la criatura acercándose, caminando lentamente y esperando al error que sabe que su presa cometerá. Su apariencia y capacidad destructiva eran terroríficas cuando se lo combinaba con el hecho de que parecía calculadora y mortalmente paciente. ¿Cuando intento recordar lo que hizo el Protomorph durante Alien: Covenant? Bueno, golpeó su cabeza contra vidrio un par de veces.

Un comentario en “Análisis: El nuevo diseño de Alien contra el viejo Xenomorph

  1. Claro golpeo la cabeza contra el vidrio, además de arrancarle la cabeza a uno de los colones, partirle la mandíbula en dos a otro colono, arrancarle la mano a Walter. etc.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s