Crítica: Teen Titans Go! to the movies (2018)

La película que se ríe de y con los superhéroes llega a los cines de todo el país.

jovens-titans-painel-festa-1-50x1m-fundo-festa-infantil

Imagen: Warner Animation

Por Iván Portillo.

Si sintonizas Cartoon Network hoy en día, lo más probable es que te encuentres con el show de “Teen Titans Go!”, la serie que surgió como un spin-off de Teen Titans (2003) es hoy el emblema del canal y le da la oportunidad de consolidarse en la pantalla grande como uno de los estrenos animados más importantes dentro del mundo de la comedia.

Hay una realidad de la sobresaturación que produce el mercado de superhéroes, no solo en la pantalla grande sino en las múltiples pantallas existentes en el dia de la fecha (problemática incluida en la obra) donde hay poco recambio o innovación dentro de este subgénero. Los nuevos Jóvenes Titanes viene a reírse de todo esto, haciendo foco a las producciones comiqueras realizadas por DC y su competidor Marvel, en especial de y con los héroes de los últimos años. Ya sea que su público infantil tiene otro tipo de lectura y pueden adoptar otra filosofía a la hora de pensar en “super”, esta camada demuestra la gran razón de por qué Cartoon Network domina la industria de la animación.

Un requisito que se viene imponiendo en esta clase de producciones es el tema de la diversidad. Pero es un factor que los Teen Titans ya domina hace bastante, los cinco integrantes además de contener diferencias bien marcadas, tiene un gran lazo que los complementan unos a otros. Situación que no se ha dado en las otras factorías de superhéroes live action, tanto en el cine como en las series; pero que ya es usual en la animación (como el reciente caso de Los Increíbles 2).

Gallery_14.jpg

El actor Will Arnett le presta su voz al villano Slade.

La historia va de que Robin, el líder de este grupo joven, quiere obtener su propia película como todos los personajes heroicos de ahora ya que sin ella uno no puede autodenominarse superhéroe. Para eso, el ex acompañante de Batman deberá demostrar a través de acciones y con el descubrimiento de un osado villano (llamado Slade) la justificación de su propio film. Dentro de todo este relato, los protagonista no dudaran de reírse de todo este universo salido de la historieta. Chistes dentro del cómic, del cine rompiendo la cuarta pared y, su plato fuerte, que es la cultura popular son las cartas que jugaran a lo largo del largometrajes para que la sala se llene y glorifique de risas.

Los guionistas de la propuesta animada se mantienen en la misma sintonía y en los principios del show en que se basa, y se escapan de la seriedad de las últimas entregas de los poderosos con capa. Una de las grandes razones de este logro es que el film coquetea entre el musical y la autoparodia, sin tapujos y pudiendo resolver en toda decisión con la comedia. Además de contar con unos cuantos guiños para los seguidores de la serie, tanto la original (un mensaje alentador para los fanáticos) como la actual (referencias a ciertos capítulos y a la trama).

Luego de esto, nos queda preguntarnos si estamos preparados para una nueva pelìcula de Cartoon Network. Esperamos que el nivel de esta entrega se mantenga en la próxima aventura, esta vez de la mano del show Steven Universe.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s